Marc Jesús: Alegria

Marc Jesús: Alegria

Del 14/08/2015 al 04/09/2015

Hay gente sobrevalorada, luego hay gente muy sobrevalorada, y después está Marc Jesús. No sé en qué momento se nos fue la pinza, pero un tipo que pinta tías azules en pelotas, una de dos: o comparte de una vez lo que se fuma, o está a dos minutos de sentirse abducido por naves nodrizas de Raticulín. También puede ser que en Menorca haya excedente de botes de pintura azul y sean más baratos. Quién sabe. La cuestión es que el tío ahí está, vendiendo cuadros a troche y moche como si no hubiera un mañana, mientras otros pintores que utilizan más colores, no venden ni un colín. Y lo peor no es eso. Lo peor es que yo tengo uno de sus cuadros. Sí, yo también caí. Lo tengo ahí, colgado en mi habitación, una mujer azul bien entrada en carnes gozando sobre una montaña de berenjenas. No es que me guste especialmente. Es que prefiero tener algo valioso para intercambiar cuando llegue a Raticulín.

Risto Mejide.

Establecer dirección descendente

3 artículo(s)

Establecer dirección descendente

3 artículo(s)